viernes, 8 de mayo de 2009

Somos el tiempo.Somos la famosa parábola
de Heráclito el Oscuro.
Somos el agua,no el diamante duro,
la que se pierde,no la que reposa.
Somos el río y somos aquel griego
que se mira en el río.Su reflejo
cambia en el agua del cambiante espejo,
en el cristal que cambia como el fuego.
Somos el vano río prefijado,
rumbo a su mar.La sombra lo ha cercado.
Todo nos dijo adiós,todo se aleja.
La memoria no acuña su moneda.
Y sin embargo hay algo que se queda
y sin embargo hay algo que se queja.


"Son los ríos",Jorge L. Borges,1985.
en Los conjurados.

3 comentarios:

Laurean. dijo...

Que lindo, pero qué lejano, profundo e incomprensible. Nunca supe de un Borges que creyera en el destino irremediable y trágico. Definitivamente, llegó al podio de incomprendidos populares. Yo levanto la mano; no entiendo la mitad de las cosas que escribió, la mentalidad tóxica que me impuso esta sociedad rasposa no me lo permite.

gretel dijo...

che, por qué no tengo un libro de poemas de borges? alguien me puede explicar?

E m e dijo...

Porque tenes tarea para el hogar,
Tarea para el hogar:
Comprar un libro de poemas de Borges.

(mas te vale sacarte de nueve para arriba asi seguis con tus excelintisimas notas eh!)